Sello Editorial UdeC participa en la Red de Editoriales de la AUR

Su segunda reunión de coordinación sostuvieron los directores y directoras de las editoriales universitarias regionales, esta vez en las dependencias de la Universidad de Los Lagos en Santiago. La iniciativa, que nace desde los rectores del CRUCH que conforman la Agrupación de Universidades Regionales (AUR), forma parte de su estrategia conjunta de desarrollo de las universidades regionales.

En la reunión estuvieron presentes representantes y editores de la Universidad Católica del Norte, Universidad de La Serena, Universidad de Concepción, Universidad del Bío-Bío, Universidad de La Frontera y Universidad de Los Lagos. Esta última funcionará, de ahora en adelante, como institución anfitriona para las reuniones y actividades de esta red editorial.

El coordinador ejecutivo de la AUR, José Antonio Ábalos, explicó el origen de esta asociatividad, que ha concitado el interés y unanimidad de las 20 universidades regionales: “La dinámica de la AUR es favorecer la autonomía de las comisiones e iniciativas que articulen entre las universidades regionales. Así sucede en torno a temas como la salud, educación, gobernanza y en este caso las editoriales universitarias, que han funcionado desde un principio con gran compromiso y entusiasmo”.

En este momento son 20 las universidades que cuentan con editoriales, que se han coordinado para trabajar en conjunto e intercambiar buenas prácticas, tendientes a consolidar la asociatividad regional. La comisión ejecutiva la conforman Pamela Ossa de la Universidad Católica del Norte, Óscar Lermanda de la Universidad de Concepción, Luis Abarzúa de la Universidad de la Frontera y Ricardo Casas de la Universidad de Los Lagos.

El director del Sello Editorial Universidad de Concepción, Óscar Lermanda, explicó que la participación de la UdeC en esta instancia colectiva se enmarca dentro las nuevas políticas de diseñadas por la Rectoría para el desarrollo, modernización y profesionalización de la labor editorial: “En la Universidad de Concepción estamos trabajando para construir políticas editoriales profesionales y permanentes, en consonancia con el nivel, prestigio y tradición de nuestra casa de estudios. En ese sentido, la vinculación con otras editoriales universitarias nos ayudará a resolver temas complejos como la distribución y visibilización del libro académico, cuyo propósito final es la comunicación de la investigación y el trabajo creativo a la comunidad”.

Similar opinión sostuvo Luis Abarzúa, de la Editorial UFRO, sobre todo por la diversidad de temas que se pueden trabajar en conjunto través de coediciones. “Una de las muchas oportunidades que nos otorga esta red de editoriales es tal visibilización de la producción científica y artística de calidad de nuestras comunidades académicas y culturales regionales”, indicó.

Paula Ossa, de la editorial de la Universidad Católica del Norte, valoró la transversalidad territorial de la red. “Es de suma importancia la cobertura territorial que podemos alcanzar trabajando como red de editoriales, hoy funcionamos de norte a sur bajo un mismo propósito y aquello ya es un logro en sí mismo”, sostuvo.

La red de editoriales universitarias concurrirá a la FILSA este año, gracias al ofrecimiento de la Cámara Chilena del Libro que ha valorado el potencial de esta iniciativa de las universidades regionales en el concierto de las industrias creativas, facilitándoles gratuitamente un stand para exponer sus publicaciones.